ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives" ESCRIBE CON ROJO "Si no vives como piensas, terminas pensando como vives"

lunes, 27 de julio de 2009

Los narco-paramilitres colombianos confiesan 21.000 asesinatos


Tomado de InSurGente
Confesaron veintiún mil homicidios, señalaron 1.700 fosas comunes en las que encontraron dos mil cien cuerpos, admitieron nexos con cuatrocientos políticos y desvelaron una sucesión de atrocidades que lograron horrorizar a un país indolente, acostumbrado a la violencia más salvaje. Este es el curriculum de los hombres de Uribe.

"Al siguiente fiscal le diría que sepa que está solo", dice Mario Iguarán, el Fiscal General cuyo mandato termina el 31 de julio. "No cuenta con el gobierno, la Corte Suprema o la Procuraduría" . Tampoco con la comprensión y el apoyo de influyentes sectores tanto colombianos como extranjeros. Y es que durante los tres años que lleva el proceso con los antiguos paramilitares, su organismo tuvo que sortear todo tipo de obstáculos y errores porque ni el poder legislativo ni el judicial dimensionaron la magnitud del reto y tampoco en la sociedad colombiana hay consenso sobre lo que esperaban de la citada Ley.

"De seguir como vamos, alguien hizo el cálculo de que necesitaríamos cien años para terminar nuestro trabajo", señala uno de los 54 fiscales asignados a Justicia y Paz, con los que dialogó elmundo.es. Las cuentas son fáciles de hacer: tienen que escuchar en versión libre a los 2.927 comandantes de una tropa conformada por 31.000 combatientes, que manifestaron su intención de hablar. Alias "HH", por ejemplo, confesó dos mil asesinatos y su colega, "Pedro Fronteras", otro tanto.

De cada crimen deben abrir expediente, investigar la forma en que ocurrió, las causas, los autores materiales, el lugar donde echaron el cadáver –en unos casos utilizaron hornos crematorios o los ríos caudalosos. Y no sólo fueron homicidios y desapariciones forzadas, también robo de tierras, violaciones, reclutamiento de menores, extorsión, narcotráfico, lavado de activos y un largo etcétera.
"Investigar todos los delitos y a todos, es imposible. La solución sería una reforma legislativa" , indica Luís González, el fiscal Jefe de la unidad y uno de los profesionales más respetados en su campo.

"Hay que definir qué verdad quieren las víctimas y cuál la sociedad", señala uno de sus colegas. Explica que hay madres de fallecidos que se niegan a aceptar que a su hijo lo mataron por colaborador de la guerrilla, quieren escuchar otras razones porque sienten que esa les roba la dignidad. Y vecinos de poblaciones sometidas al poder de las AUC que utilizaron a los paramilitares como simples sicarios, para cobrase viejas venganzas, evitar pagar deudas o por líos de faldas. Fue una guerra tan sucia y prolongada, que desmenuzarla y mostrar al país su verdadera cara, es algo que aún no todo el mundo quiere.

"Nadie estaba preparado para este proceso. Cada uno ha tenido que desarrollar un aprendizaje sobre la marcha", afirma el fiscal González. Y es que nunca antes en el mundo un país llevó ante los tribunales a un grupo armado que entregó sus armas de forma voluntaria. En Afganistán la ONU permitió que los antiguos asesinos siguieran en sus puestos, que nadie confesara ni penara sus culpas y menos entregara sus bienes para repararlas.

Pero en Colombia ese mismo organismo exige que los paramilitares, que se desmovilizaron pensando que cambiaban armas por reinserción, cuenten toda la verdad, pasen por la cárcel e indemnicen a sus víctimas.

domingo, 26 de julio de 2009

Micheletti, vinculado al cartel de Cali, en una lista de narcos del ministerio de la Defensa









TOMADO DE ECUADOROJO






Publicado el 17 Julio 2009 en Especiales, Jean-Guy Allard




El nombre del cabecilla golpista hondureño Roberto Micheletti aparece en una larga lista de narcotraficantes redactada, en una fecha no precisada, por un alto oficial del Ministerio de la Defensa y Seguridad Pública de Honduras que lo relaciona con el Cartel de Cali, la red colombiana de narcotráfico.
El documento firmado por el Coronel de infantería René Adalberto Paz Alfaro y llevando el membrete del ministerio, señala en el número SN-FF. AA. 060, a ROBERTO MICHELLETI BAIN – con el error de ortógrafo en Micheletti – con la “CONEXIÓN” Cartel de Cali y bajo la mención “LUGAR” la palabra “Yoro”.
Las notas biográficas de Micheletti precisan que empezó su carrera política en los años 80, cuando ocupaba el cargo de presidente del Consejo Local en Yoro donde siempre se hizo elegir de diputado al Congreso Nacional.
Hijo de un ciudadano italiano, Umberto Micheletti y de Donatella Bain, el actual usurpador de la presidencia hondureña nació el 13 de agosto de 1948 en el municipio de El Progreso (Yoro).
Estudio comercio en Estados Unidos para dedicarse luego a su negocio, la Empresa de Transporte TUTSA, en su municipio natal.
La aparición del nombre de Micheletti en tal lista de narcotraficantes no deja duda sobre la presencia de su nombre en los ficheros de la DEA, la agencia norteamericana antidroga.
Sin embargo, nada ha filtrado al respeto de fuente norteamericana, hasta ahora.
Llama la atención que, hace unos días, un grupo de congresistas norteamericanos de extrema derecha encabezados por los representantes de la Florida, Mario y Lincoln Díaz-Balart, intentaron ensuciar el nombre del presidente constitucional Manuel Zelaya al solicitar del presidente Barack Obama que investigue su supuesta “vinculación con el narcotráfico”, a través de la DEA. Obama ni constestó.
Los Díaz-Balart tienen un viejo expediente de relaciones turbias con los círculos colombianos afiliados al narcotráfico.
Por otro lado, entrevistado por Radio Pacífica este 10 de julio, el dirigente por los derechos humanos en Honduras Andrés Pavón afirmó que el general Vázquez Velázquez, jefe del Estado Mayor hondureño, tiene conocidos lazos con el narcotráfico.
“Él es un hombre de la comunidad de inteligencia de América Latina, cercana a las estructuras de la DEA y la CIA”, explicó en una conversación telefónica con el periodista Fernando Velázquez, reportada por Radio Mundial de Venezuela.
Pavón agregó que tiene “evidencias que las misma embajada de Estados Unidos, a través de la DEA, ha sido cómplice para operaciones de narcotráfico”.



La verdad de Guadalupe Mantilla




PUEDEN ABRIRLO PARA VEAN LA MENTIRA DE LOS MEDIOS DE INFORMACIÓN. ABAJO LOS OLIGARCAS DE LOS PROPIETARIOS Y LOS PERROS DE LOS PERIODISTAS.

martes, 21 de julio de 2009

Ja...Ja


Att.
NoF...no diablo huma

lunes, 20 de julio de 2009

Honduras contra la Historia

Por sus métodos los conocerás
Tomado de ALAI

La Biblia refiere que cierta vez los maestros de la ley llevaron ante Jesús a una mujer adúltera. Pretendían apedrearla hasta la muerte, según los obligaba la ley de Dios, que por entonces dicen que era también la ley de los hombres. Maestros y fariseos quisieron probar a Jesús, de lo cual se induce que Jesús ya era conocido por su falta de ortodoxia con respecto a las leyes más antiguas. Jesús sugirió que quien estuviese libre de pecado tirase la primera piedra. Así nadie pudo ejecutar la ley escrita.
De esta forma y de muchas otras, la misma Biblia se fue cambiando a sí misma, pese a ser una suma de libros inspiradas por Dios. Las religiones se han preciado siempre de ser grandes fuerzas conservadoras que, enfrentadas a los reformistas, se convirtieron en grandes fuerzas reaccionarias. La paradoja radica en que toda religión, toda secta ha sido fundada por algún subversivo, por algún rebelde o revolucionario. Por algo pululan los mártires, perseguidos, torturados y asesinados por los poderes políticos del momento.Los hombres que perseguían a la adúltera se retiraron, reconociendo con los hechos sus propios pecados. Pero a lo largo de la historia el resultado ha sido diferente.
Los hombres que oprimen, matan y asesinan a los presuntos pecadores siempre lo hacen justificados en alguna ley, en algún derecho y en nombre de la moral. Esta regla, más universal, fue la aplicada en el mismo ajusticiamiento de Jesús. En su época no fue el único rebelde que luchó contra el imperio romano. No por casualidad se lo crucificó junto con otros dos reos. Por asociación, se quiso significar que se estaba ajusticiando a un reo más. Ni siquiera a un disidente religioso. Ni siquiera a un disidente político. Invocando otras leyes, se sacó del medio al subversivo que ponía en cuestión la pax romana y el colaboracionismo de la aristocracia y las jerarquías religiosas de su propio pueblo. Todo fue realizado según las leyes. Pero la historia los reconoce hoy por sus métodos.
El gobierno de George Bush nos dio tema de sobra y a gran escala. Todas las guerras y las violaciones a las leyes nacionales e internacionales fueron acometidas en defensa de la ley y el derecho. Por sus intereses sectarios será juzgado por la historia. Por sus métodos se conocerán sus intereses.
En América latina, el papel de la iglesia católica ha sido casi siempre el papel de los fariseos y los maestros de la ley que condenaron a Jesús en defensa de las clases dominantes. No hubo dictadura militar, de origen oligarca, que no recibiera la bendición de obispos y de influyentes sacerdotes, legitimizando así la censura, la opresión o el asesinato en masa de los supuestos pecadores.
Ahora, en el siglo XXI, el método y los discursos se repiten en Honduras como un latigazo del pasado.
Por sus métodos los conocemos. El discurso patriota, la complacencia de una clase alta educada en la dominación de los pobres sin educación académica. Una clase dueña de los métodos de educación popular, como lo son los principales medios de comunicación. La censura; el uso del ejército en acción de sus planes; la represión de las manifestaciones populares; la expulsión de periodistas; la expulsión por la fuerza de un gobierno elegido por votación democrática, su posterior requerimiento ante Interpol, su amenaza al encarcelamiento de los disidentes si regresaban y su posterior negación por la fuerza a que regresen.
Para ver mejor este fenómeno reaccionario vamos a dividir la historia humana en cuatro grandes períodos:
1) El poder colectivo de la tribu concentrado en un miembro fuerte de una familia, por lo general un hombre.
2) Un período de expansión agrícola unificado por un tótem (algo así como un apellido vencedor) y luego un faraón o emperador. En este momento surgen las guerras y se consolidan los ejércitos más primitivos, no tanto para la defensa sino para la conquista de nuevos territorios productivos y para la administración estatal de la sobreproducción de su propio pueblo y la opresión de sus pueblos esclavos. Esta etapa se continúa con sus variaciones hasta los reyes absolutistas de Europa, pasando por la Era Feudal. En todos, la religión es un elemento central de cohesión y también de coacción.
3) En la Era Moderna tenemos un renacimiento y una radicalización del experimento griego de democracia representativa. Sólo que en este momento el pensamiento humanista incluye la idea de universalidad, de la igualdad implícita de todo ser humano, la idea de la historia como un proceso de perfeccionamiento y no de inevitable corrupción y el concepto de moral como un producto humano y relativo a un determinado tiempo. Y quizás la idea más importante, ya desde el filósofo árabe Averroes: el poder político no como la pura voluntad de Dios sino como el resultado de los intereses sociales, de clases, etc. El liberalismo y el marxismo son dos radicalizaciones (opuestas en sus medios) de esta misma corriente de pensamiento, que también incluye la teoría de la evolución de Charles Darwin. Este período de democracia representativa fue la forma más práctica de reunir las voces de millones de hombres y mujeres en una sola casa, el Congreso o Parlamento. Si el Humanismo es anterior a las técnicas de popularización de la cultura, también es potenciado por éstas. La imprenta, los libros de bolsillo, los periódicos a bajo precio en el siglo XIX, la necesaria alfabetización de los futuros obreros fueron pasos decisivos hacia la democratización. No obstante, al mismo tiempo las fuerzas reaccionarias, las fuerzas dominantes del período anterior, rápidamente conquistaron estos medios. Así, si ya no era posible demorar más la llegada de la democracia representativa, sí era posible dominar sus instrumentos. Los sermones medievales en las iglesias, funcionales en gran parte a los príncipes y duques, se reformularon en los medios de información y en los medios de la nueva cultura popular, como la radio, el cine y la televisión.
4) No obstante la ola democrática siguió su camino, con frecuencia regado en sangre por los sucesivos golpes reaccionarios. En el siglo XXI la ola del humanismo renacentista se continúa. Y con ella se continúan los instrumentos para hacerla posible. Como Internet, por ejemplo. Pero también las fuerzas contrarias, las reacciones de los poderes constituidos por las etapas anteriores. Y en la lucha van aprendiendo a usar y dominar los nuevos instrumentos. Cuando la democracia representativa no termina de madurar, ya surgen las ideas y los instrumentos para pasar a una etapa de democracia directa, participativa, radical.
En algunos países, como hoy en Honduras, la reacción no es contra esta última etapa sino contra la anterior. Una especie de reacción tardía. Aunque en apariencia implica una escala menor, tiene una trascendencia latinoamericana y universal. Primero porque significa un llamado de atención ante la reciente complacencia democrática del continente; y segundo porque estimula el modus operandi de aquellos reaccionarios que han navegado siempre contra las corrientes de la historia.
Antes anotamos las pruebas de por qué el presidente depuesto en Honduras no violó ninguna ley, ninguna constitución. Ahora podemos ver que su propuesta de una encuesta popular era un método de transición entre una democracia representativa hacia una democracia directa. Quienes interrumpieron este proceso pusieron reversa hacia la etapa anterior.
La cuarta etapa era intolerable para una mentalidad bananera que se reconoce por sus métodos.

martes, 14 de julio de 2009

Honduras: La trampa de la mediación

Álvaro Montero Mejía

ALAI AMLATINA, 10/07/2009.-

tomado de ecuadorojo

"Yo soy el hombre de las dificultades", decía Simón Bolívar. Era pues, el hombre de las crisis, de las grandes contradicciones sin las cuales no habría ni

transformaciones sociales ni pueblos libres. Y eso es precisamente, lo que se anuncia a lo largo y lo ancho de Nuestra América, como llamaba Martí a los pueblos del sub continente.

Han transcurrido 50 años desde el triunfo de la Revolución Cubana, la que desde su nacimiento sufrió el embate implacable de las oligarquías nativas, encabezadas por el gobierno de turno de los Estados Unidos. Durante estos 50 años, el llamado “peligro comunista” y Cuba, fueron siempre el insustituible pretexto, para reprimir las voces que exigían el fin de la opresión económica, el fin de las dictaduras y el fin del saqueo de nuestras riquezas naturales y humanas. Decenas de miles de prometedoras vidas fueron cegadas en la lucha por la democracia. Y nadie perdió más hijos que el movimiento progresista y de izquierda.

Ahora el peligro se llama Hugo Chávez, que "amenaza con destruir las democracias e instaurar la dictadura". En los países menos democráticos del continente, como es el caso de Costa Rica, donde casi no existen medios de comunicación que permitan un debate social extendido y de fondo, es relativamente fácil ocultar la verdad y confundir a miles de personas de buena fe.

De esta situación surgen como corresponsables, los dirigentes de partidos progresistas que impiden o estorban la unidad de fuerzas. Con ello evitan que el movimiento patriótico hable con una voz más potente y penetrante.

El golpe de estado en Honduras ha incrementado la polarización en toda América Latina y particularmente en Centroamérica. Pero esa polarización, viene de atrás. De un lado, la irrefrenable codicia de unos pocos; del otro, los pueblos que aspiran a la democracia, la participación y el bienestar. Para desgracia de la derecha más extremista del continente, se han sucedido, uno tras otro, los triunfos electorales de movimientos progresistas, que han cambiado la faz del continente.

Centroamérica no ha sido la excepción. Aún con todas sus naturales diferencias, el pequeño enclave de nuestras repúblicas ístmicas, representa un lugar estratégico de la geopolítica mundial y la llave de comunicación entre el océano histórico del capitalismo que es el mar Atlántico y el océano fundamental del tercer milenio que será, sin duda, el mar Pacífico.

En este sentido, la transformación del Estado oligárquico de Honduras en una auténtica nación democrática y participativa, vendría a completar un cuadro absolutamente inaceptable para los potentados centroamericanos, indisolublemente aliados a las grandes corporaciones estadounidenses. Era pues, indispensable, acabar con el tímido pero justo esfuerzo del presidente Zelaya, por comenzar a construir un Estado que, por primera vez en la historia de Honduras, se preocupara por las necesidades fundamentales de su pueblo.

Fue así como comenzó a prepararse el golpe. Es sabido que los Estados Unidos poseen uno de los aparatos de inteligencia política y militar, más sofisticado del mundo. Es sabido que el ejército de Honduras, respira por las narices de sus asesores estadounidenses. Desde la década de los ochentas, jefeado por auténticos matarifes, el ejército hondureño fue la estructura de base utilizada por Reagan y Bush, para sostener las bases militares de "la contra", en territorio hondureño y en el norte de Nicaragua. Este mismo ejército colaboró con la CIA en el trasiego y venta de drogas, para financiar la guerra sucia contra el sandinismo. De modo que ni una hoja de papel se mueve en el ejército hondureño, sin que lo sepan los oficiales de la inteligencia USA.

Por su parte, Óscar Arias no tiene un cuerpo oficial de inteligencia regional, pero posee uno de que puede superarlo con creces. Es necesario señalar que Costa Rica ha sido hasta ahora, un centro privilegiado de las inversiones financieras y empresariales de los más poderosos capitales centroamericanos. Potentados bancarios, dueños de medios, propietarios de plantaciones, inversionistas inmobiliarios, industriales y mercantiles, han trasladado gigantescas sumas de recursos y las han convertido en promisorias inversiones en nuestro país. El vehículo fundamental de ese encadenamiento, ha sido el gobierno de los hermanos Arias. De modo que no existe ninguna angustia, preocupación o festejo de la nueva oligarquía centroamericana, que no sea compartida con el actual gobierno costarricense.

¿A quién entonces pretenden meterle el cuento de que la CIA y el gobierno de los Arias, no conocían, con pelos y señales, el propósito golpista que se fraguaba en Honduras?

Dichosamente, la respuesta continental y mundial ante el golpe, fue unánime. Esto cogió fuera de balance a los principales voceros de la derecha en América latina y en otros lugares del mundo. Sin embargo, reaccionaron con rapidez. Hacer aquí un recuento, sería muy extenso. Al inicio, CNN ni siquiera hablaba de "golpe". Lo mismo ocurrió en Costa Rica y en el momento en que escribo estas líneas, el titular del periódico la Nación habla de los "presidentes hondureños" y al pie de la foto de Arias, reseña que “tras reunirse con ambos presidentes...etc”. Pero examinar el manejo mediático, parcializado y truculento, no es nuestro objetivo inmediato, sino lo que hemos llamado, "la trampa de la mediación".

Se desprende con claridad que son dos las fuerzas continentales que sacan un provecho directo del golpe militar: la extrema derecha, civil y militar, de los Estados Unidos y la nueva oligarquía centroamericana. Aún así, para esta última, más importantes que rescatar a Honduras "de las garras del chavismo", es garantizar la continuidad del gobierno de los hermanos Arias y asegurar que Costa Rica será, como hasta ahora, el paraíso financiero y de inversiones que han construido a lo largo de los últimos años.

Esto explica por qué la señora Clinton, en un evidente acto de astucia y perfidia, saca la discusión sobre el golpe militar de lugar que lo condenó desde el inicio, la OEA y de paso elude el compromiso y la actitud inclaudicable de los gobiernos de América Latina. Éstos gobiernos están de sobra preparados para facilitar una mediación, si fuera el caso, a fin de garantizar la preservación de los derechos civiles y políticos del pueblo hondureño, la solución pacífica de cualquier tipo de confrontación extrema y sobre todo, la restitución, incondicional, de Manuel Zelaya en su cargo de Presidente.

¿Está, en estos momentos, preparada o no la OEA para cumplir con ese cometido? La respuesta es obvia. La OEA está completamente preparada. ¿De dónde, entonces, aparece Óscar Arias en escena? La respuesta también parece obvia. Con la propuesta de la señora Clinton se matan varios pájaros de un tiro. Veamos: se atenúa la calificación del usurpador y nuevo sátrapa de Honduras, Roberto Mitcheletti, al que ahora se llama "Presidente", con lo que se prolonga indefinidamente la situación; se le da tiempo a las fuerzas oligárquica de Honduras de articular una recuperación de su poder de facto, social y político y preparar el entramado de las nuevas "elecciones"; meter al Presidente Zelaya en un acto de objetivo reconocimiento de los golpistas; trasladar el escenario del movimiento democrático continental y la OEA, con la participación de gobiernos democráticos, al reducido salón de la casa privada de Óscar Arias; sacar a flote la figura de Óscar Arias como un nuevo héroe de la paz en Centroamérica, arrinconar las fuerzas opositoras y garantizarle la continuación indefinida al poder arista en Costa Rica.

Comprendemos que la decisión fundamental sobre la justicia social y la democracia, está en manos del pueblo de Honduras. En momentos como éste se ponen a prueba la lucidez y la fortaleza de los dirigentes sociales y los conductores políticos. Nuestros deberes, como hermanos centroamericanos, son la solidaridad incondicional y la denuncia de las jugarretas y los propósitos ocultos de los que sólo sirven sus propios intereses.


- Dr Alvaro Montero Mejía es costarricense, abogado, doctor en Economía Política de la Universidad de París.

Sujeto: La minería social y ambientalmente responsable en Canadá Sub: Un conversatorio público sobre sus mitos y realidades


La minería social y ambientalmente responsable en Canadá: ¿un ejemplo en el mundo?

Un conversatorio con Jamie Kneen,
Coordinador de Comunicaciones de la organización Mining Watch Canadá
Abierto al público, de 9h00 a 10h00, el 9 de Julio de 2009,
Auditorio de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Cuenca
-------------------------------------

"La realidad actual e histórica de la minería es mucho más compleja y mucho menos limpia de lo que frecuentemente se dice desde la parte interesada", afirma Jamie Kneen, representante de la organización Mining Watch Canada (www.miningwatch.ca). Kneen estará en Cuenca esta semana, en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Cuenca, en un conversatorio abierto al público.

Por más de un año, los conflictos entre el Estado, las comunidades rurales y las empresas canadienses, en torno a la propuesta de desarrollar minería a gran escala en el Ecuador, ocupan la primera plana de los medios de comunicación. Reiteradamente, la experiencia canadiense en materia minera ha sido puesta como un ejemplo de responsabilidad social y ambiental, que el Ecuador debería imitar. Se asegura que la minería en Canadá le trae grandes beneficios económicos a aquel país y que los impactos ambientales son controlados.

"Se ha documentado que los beneficios económicos no son tan fuertes como se ha promocionado”, manifiesta Kneen. Sin embargo, agrega, los impactos sobre las comunidades afectadas son fuertes, a pesar de que Canadá supuestamente tiene un sistema de normas exigente.

Jamie Kneen ha trabajado en la organización Mining Watch Canada durante diez años, en diversas investigaciones sobre la minería en su país y en otros países de América Latina y África. Es un experto en minería de uranio y ha estudiado a fondo las políticas y prácticas de los estudios de impacto ambiental del sector minero canadiense. Con una licenciatura en biología por la Universidad de McGill de Quebec, Canadá, también ha asesorado a organizaciones sociales y a pueblos indígenas en el manejo de recursos naturales y medioambiente.

Ante la situación actual en Cuenca, con déficit de información sobre los impactos de la minería metálica a gran escala y pocos testimonios directos sobre la realidad de la minería en países como Canadá, nos complace invitar al público cuencano a este conversatorio, con Jamie Kneen, en la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Cuenca, el 9 de julio, a las 9h00.

Videos de las masacre en Honduras

La masacre promovida por los militares golpistas hondureños contra la multitud que se manifestaba pacíficamente en los alrededores del Aeropuerto Internacional Toncontin, en Tegucigalpa, ayer por la tarde, fue filmado por incontables personas y canales de televisión, y las imágenes de los momentos de terror ya están en YouTube:

http://www.youtube. com/watch? v=mvDcwv3gv98&eurl=http%3A% 2F%2Fblogmolotov .blogspot. com%2F&feature=player_ embedded

http://www.youtube. com/watch? v=CN87s7UFbH8&eurl=http%3A% 2F%2Fblogmolotov .blogspot. com%2F&feature=player_ embedded

http://www.youtube. com/watch? v=5xH0Zhn6dTg&eurl=http%3A% 2F%2Fblogmolotov .blogspot. com%2F&feature=player_ embedded

Los años 60 y 70 no existían internet, Youtube, blogs, nada de eso... En aquel entonces los golpistas podían esconder sus crímenes al mundo. Ahora no pueden más.

COORDINADORA DE CENTRALES SINDICALES ANDINAS – CCSA


EXIGIMOS EL RESPECTO A LA VIDA, LA VOLUNTAD POPULAR, LOS

DERECHOS HUMANOS Y LA LIBERTAD SINDICAL EN HONDURAS

La COORDINADORA DE CENTRALES SINDICALES ANDINAS (CCSA), organización que agrupa a Confederaciones y Centrales Sindicales de Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela, expresa su condena a la reciente interrupción del orden democrático en Honduras, a la vez que se solidariza con las organizaciones populares y sindicales de dicho país y demanda enérgicamente que cesen las persecuciones y represión a sus dirigentes y militantes.

Al mismo tiempo, la CCSA adhiere a los pronunciamientos y demandas de las organizaciones sindicales, sociales y políticas del continente y del mundo entero que exigen el respecto a la vida, a la expresión popular directa, a la oposición democrática,el restablecimiento del cauce democrático y el diálogo con todas las fuerzas que demandan democracia política, económica y social y desarrollo con equidad.

La CCSA considera, además, que esta interrupción del orden democrático en Hondurasha sido gestada por ciertos estamentos del Estado, de las fuerzas armadas y del poder

económico y político tradicional de ese país, contrarias al clamor de las fuerzas sociales que de manera mayoritaria vienen exigiendo un nuevo orden político, social y económico que se sustente en la participación popular, el respecto a los derechos humanos y sindicales y el desarrollo inclusivo.

En tal sentido, la CCSA se suma a las organizaciones sindicales y populares y demás fuerzas democráticas de Honduras y del continente que vienen trabajando por hacer de nuestra América una patria cuya democracia y desarrollo se sustenten en la equidad, la solidaridad y la inclusión, y alerta a esas mismas fuerzas contra la acción de los sectores políticos y económicos tradicionales que de manera antihistórica pretenden mantener en el continente un orden de exclusión e inequidad.



Lima, 05 de Julio de 2009

¿Son las opiniones ilimitadas?


Guillermo Navarro

Tomado de ecuadorojo

En entrevista que mantuviéramos en Ecuadoradio con María Paula Romo, Fernando Bucheli y Martín Pallares, éste último sostuvo implícitamente que las opiniones no tienen límites, puesto que se tratan de opiniones personales. El Ministro de Educación Raúl Vallejo, en comunicación dirigida al abogado Antonio García en la que comunica que ha aceptado la renuncia del doctor Arsenio Larco como su representante ante el CONARTEL, sostiene “que la opinión debe ser libérrima y que su límite debe estar dado únicamente por el respeto a la honra de las personas”.

En la entrevista sostuve que las opiniones no son ilimitadas, en consecuencia tampoco son libérrimas con el solo límite que plantea el señor Ministro. Mi argumento es que toda opinión, para ser tal debe ser objetiva, verificada y contrastada. Características que no adornan las opiniones que a diario emiten algunos editorialistas, principalmente de la prensa escrita[1]. Objetiva en tanto y en cuanto debe sustentarse en la realidad concreta, verificada con elementos de esa realidad y contrastada con otros puntos de vista, cuando adhiere a alguno en especial.

El argumento en contrario, como quedó dicho, esgrime que se trata de una opinión personal, esto es que se trata de una posición subjetiva de quien la emite. Tesis que por situarse en el plano de la subjetividad aparentemente invalida la visión objetivista de nuestras expresiones. Más ello tampoco es así, si se consideran dos circunstancias:

1. Que el fin de la libertad de prensa y del pensamiento de comunicación es “la libertad de verdad”[2];

2. Que la “verdad subjetiva” de las opiniones se consideran legítimas a pesar de que sean erróneas u objetivamente falsas, siempre y cuando quien opina ha conformado su punto de vista luego de una responsable contrastación, verificación que le condujo a considerar que su opinión era verdadera, cuando en realidad era falsa[3].

Juicios que nuevamente nos convocan a reconocer que incluso la verdad subjetiva que se expresa en las columnas de opinión debe nutrirse de objetividad, ser el producto de la búsqueda de la verdad, por lo que pueden ser consideradas, incluso como lícitas, las opiniones que no se sustenten en un conocimiento serio del tema a tratarse, cuyo contenido no haya sido verificado y contrastado, en forma previa.

En consecuencia, la irresponsabilidad de la cual acusé al señor Martín Pallares por la falta de veracidad, de objetividad de su opinión expresada bajo el título “Poderes fácticos”, en su calidad de editor político del diario El Comercio, es totalmente válida, lo que explica, por otra parte, la razón para que la haya renovado en la mencionada entrevista. Acotaciones a las cuales hoy agrego que el uso del adjetivo “zoquete”, por parte del señor Pallares es altamente ofensivo cuando se lo endilga a cualquier persona que no tenga esas características. No olvidemos que la única acepción aplicable en el caso que nos preocupa -de las 7 que registra esta palabra en el diccionario de la lengua de Real Academia Española-, era tildar al Presidente de la República como “persona tarda en comprender”, lo cual, por lo que se conoce, tampoco procede por la absoluta falta de objetividad que conlleva.

Finalmente, debo reiterar al señor Pallares que cuando se reclama respeto debe respetarse, máxime en tratándose de figuras públicas. Tema sobre el cual volveremos en una próxima entrega.

091947492

[1] El discrimen de nuestra expresión obedece a que en este largo caminar en procura de desarrollar una cultura del debate riguroso, soy testigo de la presencia de editorialistas o columnistas con los cuales no compartimos posiciones ideológicas o políticas pero cuyo conocimiento, objetividad y capacidad de análisis reconocemos sin reserva.

[2] Esta norma expresa que si en el contenido o en la forma de expresión “no se esfuerza abiertamente por la verdad, lo que no pretende y puede conducir a la verdad, no ha de tener ninguna esperanza de protección legal, más bien a de tener cierta expectativa de una justa indiferencia o penalización”, Gómez Gallardo, Perla: “Libertad de expresión, protección y responsabilidades”, CIESPAL; Quito, Ecuador, 2009, página 119.

[3] Op. Cit. Página 123.

lunes, 13 de julio de 2009

LA EDUCACIÓN ECUATORIANA NO ESTÁ SERIAMENTE EN LOS PLANES DEL PRESIDENTE CORREA

Dr. Marco Villarruel Acosta

La arremetida gubernamental contra la educación en general es una de las causas para que la imagen del Presidente Correa haya disminuido tanto, como informan algunos medios de comunicación confiables.

No solamente el desaguisado de don Fabricio, hermano de Rafael ha motivado este bajón en la aceptación popular sino, como decimos, la campaña de persecución contra la Une y los maestros y las malas intenciones de aprobar una ley de educación superior con muchas falencias.

En el primer saco es muy claro que desde el Ministerio de Educación no se proyecta ninguna reforma de trascendencia. Ha sido más bien el Presidente con sus asesores del omnipresente SENPLADES el que ha diseñado la campaña de evaluación con la vana esperanza de que con esos exámenes de menor cuantía, mal preparados e impuestos, se quiera “elevar la calidad de la educación”.

En ese trayecto el Presidente Correa y cuando puede el Ministro Vallejo arremeten permanentemente contra el magisterio y su organismo de masas, la Unión Nacional de Educadores. Es triste observar que el personaje que se dice socialista, y no cualquiera sino del siglo XXI, ponga policías en las escuelas para amedrentar a los maestros, los insulte cada semana y a veces dos y tres veces por semana. Alguna vocera del régimen desde Guayaquil ha declarado que prepara los expedientes contra dos mil profesores que no se prestaron al sainete evaluatorio.

Correa ha agredido malamente al magisterio, le ha endilgado epítetos malsonantes y ha tenido la desfachatez de compararlo con los maestros de otros lares. Mal hecho, porque nos hace ver con claridad que si hay algo que no conoce es la educación pública, a la cual no se la puede tratar como a fichas o máquinas. La falsa ilusión burguesa de llegar al cientificismo o a la alta calidad con medidas de maquillaje se estrella contra la misma muralla con la que han hecho tanto otros ministros y presidentes: las condiciones socioeconómicas que no permiten atender adecuadamente no sólo a los maestros sino a toda la educación nacional.

Las amenazas a los profesores, cual si fueran cualquier grupo humano, el desconocimiento a la autonomía e independencia de la UNE , y ahora, la amenaza a los dos mil docentes, no han hecho sino descubrir la ingratitud y hasta de la traición.

Nos preguntamos: cuando la UNE con sus propios recursos, sin pedir ni solicitar nada a Correa y a Alianza País manifestó el apoyo a Correa antes y después de todas las ultimas elecciones, no se dijo lo que se ha dicho ahora en su contra. Se mantuvieron en silencio, agradecieron con cobardía los votos y poco tiempo después se desgañitarían amenazando y haciéndole el coro a los medios de los monopolistas. Cuando los medios denigran a la UNE y al magisterio no son mediocres ni corruptos.

El mismo canto pero con otro artista es los referente a la ley de educación superior. El mamotreto ideado en los laboratorios sociales de la SENPLADES , actual amo y señor de todos los sectores del país, no se compadece con nuestra realidad. Los francesitos del SENPLADES, que alguna vez se fueron del país y lo mejor que han hecho fue traer, calcar y promover una nueva ley de educación superior, han creado un FRANKESTEIN de las leyes ecuatorianas. Un inmenso libro lleno de ambigüedades y descripciones de países del primer mundo. Es inconsulto y golpea a las universidades públicas. Incluso se ha autodesignado miembro del nuevo consejo que reemplazará al actual CONESUP. Los ahora académicos, que ayer vinieron de la Isla Puná planificando el futuro de la isla, ahora son los ilustres académicos que manda a la casa a todos los rectores y , suprime la autonomía universitaria, para reemplazarla con la sumisión absoluta al DIKTAKT de los señores Ramírez y Correa.

Da ternura la candorosidad de las académicos improvisados del SENPLADES, cuando anuncian los exámenes de fin de carrera a los estudiantes, aumentan a 40 horas el trabajo de los profesores a tiempo completo, suprime la autonomía e incluso amenaza con el uso de la fuerza.

Visto así, el divorcio cada vez es mayor. Si a esto sumamos la oposición de la dirigencia de la CONAIE , el descontento de la clase obrera, y la inconformidad de mucha gente por las acciones y declaraciones antipopulares del señor Correa, podemos colegir que si no corrige su plan de acción, tendremos muy malas consecuencias.


miércoles, 8 de julio de 2009

El embajador USA en Honduras: un elocuente pedigrí



Tomado de Granma - Cuba
JEAN-GUY ALLARD

Hugo Llorens, el embajador de EE.UU. en Honduras que admitió haber participado en reuniones donde se discutieron los planes de golpe antes del secuestro del presidente Zelaya, es un cubanoamericano emigrado a Miami con la operación Peter Pan de la CIA.
Especialista en terrorismo, era director de Asuntos Andinos del Consejo Nacional de Seguridad en Washington cuando sucede el golpe de estado contra el presidente Hugo Chávez.
En sus primeros años de actividad diplomática se radicó una primera vez en Honduras como consejero económico y luego pasó a La Paz, Bolivia, con el mismo título. Seguirá bajo la etiqueta de agregado comercial en el Paraguay de la dictadura de Stroesner y más tarde aparecerá en San Salvador como coordinador de narcóticos, otra de sus especialidades.
En un salto inesperado a otra parte del mundo, el multifacético Llorens se fue entonces a Filipinas de simple funcionario consular. De regreso al continente americano, será durante tres años cónsul general de Estados Unidos en Vancouver, Canadá, y allí se consagra a crear una estación llamada "multiagencias" que logra la apertura, en el propio consulado, de locales del FBI, de la Oficina de Alcohol, Tabaco y Armas de Fuego, ATF, y del Servicio de Aduanas de EE.UU. Sin olvidar representaciones del Servicio Secreto y de Seguridad del Departamento de Estado. Todo bajo el tema de la lucha contra el terrorismo y de la delincuencia internacional.

AL LADO DE ELLIOT ABRAMS Y OTTO REICH

La Casa Blanca de George W. Bush captará el astuto Llorens en el 2002 como nada menos que Director de asuntos andinos del Consejo Nacional de Seguridad en Washington, D.C., lo que lo convierte en principal asesor del Presidente sobre Venezuela.
Ocurre que el golpe de estado del 2002 contra el presidente Hugo Chávez se produce mientras Llorens se encuentra bajo la autoridad del Subsecretario de Estado para Asuntos Hemisféricos, Otto Reich, y del muy controvertido Elliot Abrams.
El también cubanoamericano Reich, protector del cabecilla terrorista Orlando Bosch, había sido por tres años embajador de EE.UU. en Venezuela, desde 1986 a 1989, y decía "conocer el terreno".
Desde el Departamento de Estado, Reich dio su apoyo inmediato al Michiletti venezolano, Pedro "El Breve" Carmona, y a los militares golpistas.
Otto Reich, integrante del círculo de los ex halcones desplumados de la Casa Blanca, sigue siendo uno de los personajes más influyentes de la fauna mafiosa de Miami. Su nombre circula hoy entre los posibles conspiradores de la pandilla golpista de Tegucigalpa.
En julio del 2008, Llorens es nombrado embajador en Honduras en sustitución de Charles "Charlie" Ford, un personaje que tuvo la tarea poco grata de proponer, a sugerencia de Bush, que Posada Carriles viniera a vivir en Honduras. Zelaya contestó que no, rotundamente, y "Charlie" tuvo que informar a sus jefes que tenían que continuar viviendo con su papa caliente.

YA EL GENERAL VASQUEZ SE SENTÍA "SOLICITADO"

Tras la llegada de Llorens a Tegucigalpa, el 12 de septiembre del 2008, el presidente Zelaya, ante el hecho de que Bolivia acababa de expulsar al representante de EE.UU., por sus actividades de injerencia, se negó a recibir las credenciales del nuevo embajador como gesto de solidaridad.
Ocho días después, Zelaya recibió a Llorens y le expresó el malestar de su gobierno "con lo que sucede con el país más pobre de Sudamérica."
Llama la atención un acontecimiento ocurrido en esos días. El 22 de septiembre, mientras se manifiesta el "malestar" de Zelaya, el jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Honduras, general Romeo Vásquez, el mismo jefe golpista que hoy sostiene a Micheletti, declara a la prensa local que "hay personas interesadas en deponer al presidente Manuel Zelaya".
Comenta el militar fascista que el mandatario "enfrenta críticas por los acuerdos realizados con Venezuela, Bolivia y Nicaragua" y que "nos han buscado para botar al Gobierno".
"Pero somos una institución seria y respetuosa, y respetamos al señor Presidente como nuestro comandante general y nos subordinamos a la ley'', aseveró con la mayor hipocresía quien ordena ahora a sus tropas disparar contra el pueblo.
El 22 de junio último, el diario La Prensa reveló que la noche anterior tuvo lugar una reunión entre los políticos influyentes del país, jefes militares y el embajador Llorens, bajo el aparente propósito de "buscar una salida a la crisis". La de la consulta popular promovida por Zelaya.
The New York Times confirmaba luego que el Secretario de Estado Adjunto para asuntos del Hemisferio Occidental, Thomas A. Shanon, así como el embajador Llorens, habían "hablado" con altos oficiales de las fuerzas armadas y con líderes de la oposición sobre "cómo derribar al Presidente Zelaya, cómo arrestarlo y qué autoridad podría hacerlo".

martes, 7 de julio de 2009

EL ANTEPROYECTO DE LEY DE EDUCACIÓN SUPERIOR DEL GOBIERNO ATENTA CONTRA LA UNIVERSIDAD PÚBLICA




Tomado de Ecuadorojo

La Juventud del Movimiento al Socialismo (MAS) declara su total oposición al Anteproyecto de Ley de Educación Superior elaborado por el SENPLADES, debido a que atenta contra principios universitarios fundamentales como la autonomía y el cogobierno, por los cuales han luchado los estudiantes latinoamericanos y ecuatorianos desde hace varias generaciones.

Este proyecto del gobierno atenta contra el cogobierno por los siguientes motivos:

- Disminuye la representatividad estudiantil en las elecciones de autoridades y los organismos de decisión, con el pretexto de la participación de los graduados en un porcentaje similar al de los estudiantes (Art. 42).

- Posibilita que la representació n estudiantil en los organismos de decisión sea menor al 50 por ciento de los profesores, al señalar que estará entre el 10 y el 50 por ciento, tema que queda a decisión de cada universidad (Art. 56).

- Elimina a los representantes estudiantiles en el Consejo Administrativo de cada universidad (Art. 44).

El proyecto gobiernista anula el principio de la autonomía universitaria por las siguientes razones:

- Crea un organismo de planificación, regulación y coordinación del sistema universitario (lo que antes era el CONESUP) sin la presencia de representantes universitarios, ya que estará conformado por 5 Ministros o sus delegados y 5 miembros elegidos por concurso de merecimientos (Art. 180).

- Crea una Secretaría Técnica con atribuciones exageradas y no prevista en la Constitución , con un Secretario Técnico nombrado por el gobierno y que preside el organismo de planificación y coordinación universitario (Arts. 183 y 184).

- Crea un organismo de acreditación y aseguramiento de la calidad, carente de autonomía y también bajo el control total del gobierno (Arts. 185 a 190).

- Crea un Comité Consultivo de Promoción de las Investigaciones, conformado no por profesores universitarios, sino por “los máximos expertos del país” escogidas por el gobierno, con la intención de supeditar la investigación universitaria a los intereses del régimen de turno y de la empresa privada (Art. 205 a 207).

Además, se establece el nivel de doctorado como requisito para ser elegido como autoridad y para ser profesor titular, restringiendo el rango de la participación democrática (ya que es muy bajo el personal docente con dicho título) y posibilitando que los títulos académicos de mayor nivel se conviertan en un negocio.

En conclusión, el anteproyecto del gobierno responde a una concepción elitista, acrítica y autoritaria de la universidad, sin autonomía académica, financiera y administrativa, y totalmente sometida a los intereses del gobierno.

Hacemos un llamado a rechazar este proyecto antidemocrático mediante la movilización de toda la comunidad universitaria y a formular un proyecto alternativo de Ley de Educación Superior que responda a los principios de la Universidad Pública vinculada con la clase trabajadora y las necesidades populares.

- ¡Rechazo total al proyecto gobiernista de Ley de Educación Superior¡

- ¡Por un Proyecto de Ley de Educación Superior Alternativo de la Universidad Pública ¡

- ¡Por la defensa de los derechos estudiantiles y la unificación del movimiento estudiantil¡

- ¡Por la defensa de los principios de la autonomía y el cogobierno universitarios¡



lunes, 6 de julio de 2009

Vázquez Velásquez, un esbirro de la Escuela de las Américas. El porqué USA no condena firmemente el Golpe de Estado en Honduras



Por: ESTEBAN MEJÍAS


Tomado de blog Guerra Digital para la Resistencia Mental


Washington, 30 junio.

El gobierno de Barack Obama aún busca una solución negociada a la crisis en Honduras y por lo tanto no retira a su embajador en Tegucigalpa, ni ha determinado legalmente que se trató de un golpe (aunque así lo declara) ni suspende la asistencia estadunidense al país centroamericano. Probablemente, se deba a que hay mucha relación entre sus “políticas educativas” en Centroamérica, La Escuela de las Américas y los militares que dieron el golpe…. En cuanto a si el embajador en Honduras será retirado, el vocero de la Casa Blanca, Robert Gibbs, dijo hoy que “no en este momento, porque el gobierno cree que tenerlo ahí es importante… como un jugador clave en el terreno en busca de una solución al problema que enfrentamos ahora”.

El gobierno de Obama informó que se programó una reunión entre el presidente Manuel Zelaya y altos funcionarios del Departamento de Estado durante su estancia en Washington, pero no con el presidente Obama ni con la secretaria de Estado.
El vocero Ian Kelly dijo que el mensaje a Zelaya sería la reiteración de la postura del gobierno de Obama de que él es el presidente constitucional de Honduras y debería cumplir el resto de su periodo. Trascendió que aunque Estados Unidos mantendrá a su embajador en Tegucigalpa, su contraparte de Honduras aquí dejó Washington porque “fue llamado” por el “presidente” Micheletti, lo cual se entendió como si se hubiese pronunciado en favor del gobierno golpista. En tanto, el gobierno de Obama continúa el debate sobre cuándo se trata de un golpe y cuándo no. Aunque tanto el presidente como la secretaria de Estado Hillary Clinton emplean dicho término para describir lo ocurrido en Honduras, aún intentan explicar por qué no han determinado “legalmente” que se trata de un golpe. “Hay un proceso que necesitamos seguir… es un asunto legal”, declaró hoy el vocero del Departamento de Estado Ian Kelly, quien intentó explicar una y otra vez que hay una diferencia entre lo declarado como un golpe y su determinación legal.

Este es un punto fundamental, ya que al determinarlo legalmente como golpe, bajo la ley estadunidense se tendría que suspender toda asistencia militar y económica a Honduras.
Para Washington es particularmente delicada esta crisis por su larga y profunda relación con los militares hondureños. Dos de los líderes militares del golpe son egresados de la Escuela de las Américas, la institución de capacitación militar del Pentágono para latinoamericanos, renombrada Instituto para la Cooperación en Seguridad del Hemisferio Occidental. El general Romeo Orlando Vázquez Velásquez, jefe de las fuerzas armadas de Honduras, quien encabezó el golpe, asistió a la escuela en dos ocasiones, en 1976 y en 1984. Uno de quienes apoyó el golpe, al renunciar cuando el presidente Zelaya cesó a Vázquez, fue el comandante de la fuerza aérea, general Luis Javier Prince Suazo, estudiante de la Escuela de las Américas en 1996, según información oficial obtenida por School of the Americas Watch (SOAW), agrupación que ha buscado clausurar la institución por sus vínculos con militares que han violado los derechos humanos en sus países, y confirmada por el Pentágono.

El cura Maryknoll, Roy Bourgeois, fundador de SOAW, declaró que “no estamos sorprendidos. Vázquez es uno de los jugadores claves (en el golpe), egresado de la Escuela de las Américas, y mantiene vivo el apodo de ese lugar: ‘Escuela de Golpes’”, dijo al periódico National Catholic Reporter. Vásquez, junto con otros dirigentes militares, se graduó en la infame Escuela de las Américas (SOA, por sus siglas en inglés), de EE.UU. Según una base de datos de School of the Americas Watch compilada de información obtenida del gobierno de EE.UU., Vásquez estudió en la SOA por lo menos dos veces: una vez en 1976 y otra en 1984. Otros militares que participan en el golpe, como el jefe de la Fuerza Aérea, general Luis Javier Prince Suazo, estudió en la SOA en 1996. La Fuerza Aérea ha sido un protagonista central en la crisis hondureña. Cientos de militares hondureños participan en los programas de capacitación militar estadunidense (casi mil sólo entre 2005 y 2006) y la relación bilateral militar es una de las más extensas en entre los países latinoamericanos. Además, el Pentágono ha mantenido una presencia constante en el país, donde está la sede de su Fuerza de Tarea Conjunta Bravo del Comando Sur, encargada de coordinar ejercicios conjuntos y otros esfuerzos de cooperación castrense con militares de la región centroamericana.

Esa instalación, una base de la fuerza aérea hondureña, es compartida con las tropas de ese país.
Y la historia de la relación es larga. Honduras fue sede de las operaciones militares y de inteligencia de Estados Unidos en la llamada guerra de los contras en Nicaragua, cuando se le llamaba “procónsul” al embajador estadunidense de ese tiempo, John Negroponte. Además, según SOAW, en 1975 fue un egresado de la Escuela de las Américas, general Juan Melgar Castro, quien se instaló como dictador de Honduras; de 1980 a 1982 otro egresado de esa escuela, Policarpo Paz García, encabezó el país. El batallón 3-16, fundado por egresados de la misma escuela junto con egresados argentinos, se convirtió en uno de los escuadrones de la muerte más temidos en América Latina. Otro egresado hondureño, general Humberto Regalado Hernández, encabezó las fuerzas armadas y dejó impune las acciones del batallón 3-16. Es por toda esta extensa y larga relación militar –como también por el hecho de que Estados Unidos es el primer socio económico de Honduras y fuente de su asistencia económica y militar (el gobierno de Obama programó 68 millones de dólares de asistencia para 2010 a ese país, reveló el Washington Post)– que en esta situación se percibe que Washington tiene la clave para determinar la salida a esta crisis. Por lo mismo, también tiene que enfrentar sospechas de que de alguna manera tendría que haber conocido que se estaba preparando el golpe. Altos funcionarios del gobierno de Obama informaron esta semana que habían intentado detener este resultado, y que habían tenido pláticas con diversos sectores, incluso el militar, durante varios días antes del golpe, advirtiendo de las consecuencias de todo intento de atentar contra el orden democrático. Informaron que a partir del domingo los militares suspendieron comunicación con los estadunidenses.

El vocero Gibbs informó hoy que hasta donde sabía la Casa Blanca no ha tenido contacto con los militares. Más denuncias La central obrera AFL-CIO condenó el golpe, demandó la reinstalación de Zelaya y denunció la represión contra sindicalistas y otros líderes sociales en Honduras. Su presidente John Sweeney dijo que se solidarizan con sus contrapartes sindicales hondureñas y llamó al gobierno de Estados Unidos a aplicar las medidas necesarias para asegurar que “todo civil hondureño, y en particular sindicalistas y activistas sociales que denuncian el golpe, estén seguros y que no serán víctimas de violencia y represión”. Algunos de los coordinadores del Congreso Latino Nacional emitieron una carta en la que denunciaron el golpe y demandando la suspensión de la asistencia militar estadunidense así como todo financiamiento, incluidos fondos de organismos como el Fondo Nacional por la Democracia o NED a Honduras.

Honduras: tierra desgarrada golpe a golpe

Autor: Adolfo Pérez Esquivel
Tomado de América Latina en Movimiento

El gobierno de facto en Honduras, busca justificar lo injustificable al detener y expulsar del país al Presidente Manuel Zelaya. Vuelvo a insistir en que, no podrían dar el golpe de Estado sin el consentimiento del Pentágono y la CIA, que actúan más allá del Presidente Barack Obama.
Acabo de recibir noticias desde Honduras de periodistas y dirigentes sociales que han logrado ocultarse para evitar la represión y poder continuar informando sobre lo que ocurre en el país. Los dictadores han impuesto la censura a todos los medios y han secuestrado equipos y apresado a periodistas; continúan los allanamientos por fuerzas armadas, en viviendas y lugares considerados opositores violando los derechos humanos.
El Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza no obtuvo los resultados esperados en su viaje a Tegucigalpa y han aplicado sanciones a Honduras.
Los dictadores no quisieron escuchar la voz de los presidentes que reclaman la restitución en el gobierno del presidente Manuel Zelaya; por el contrario, han endurecido su posición amenazando ponerlo preso si regresa al país. Han desatado una fuerte represión contra las marchas en apoyo al regreso del Presidente, provocando cientos de heridos y detenidos. El gobierno de facto es responsable por la vida y seguridad y de lo que pueda ocurrir al Presidente Zelaya y a la población.
Se agudiza la preocupación cuando vemos que el Presidente Obama, asumió posiciones débiles para defender la democracia en Honduras, mientras los mandatarios latinoamericanos en la OEA, pedían que se exprese en defensa de la democracia y contra el golpe militar.
Los hechos demuestran que una cosa es decir y otra hacer, negándose Obama a recibir al Presidente hondureño Manuel Zelaya
Es un hecho negativo y preocupante que pone en evidencia la complicidad del gobierno de los EE.UU. en el golpe de Estado, que debemos considerar una experiencia piloto de imponer nuevamente gobiernos antidemocráticos, lo cual provoca un grave y peligroso antecedente para todo el continente latinoamericano. Debemos recordar los intentos de golpes de Estado en Venezuela, Bolivia y Haití, como el conflicto de baja intensidad con el ataque de Colombia y EE.UU. contra Ecuador.
El interrogante que surge, es si Obama, estaba o no enterado del golpe militar en Honduras, país que tiene una larga y dolorosa historia de dominación norteamericana, basta recordar al “virrey” John Negroponte, embajador de los Estados Unidos en Honduras y su activo rol en demoler gobiernos y apoyar a la contrainsurgencia contra la Revolución Sandinista, en Nicaragua, El Salvador y Guatemala y en la preparación, financiamiento y penetración de los Contra y grupos paramilitares y policiales en la región, como la instalación de bases norteamericanas en territorio hondureño.
La herencia recibida por Obama del gobierno que le precedió es pesada y llena de dificultades, como las guerras en Irak y Afganistán, donde lo único que ha dejado la invasión a esos países es hambre, destrucción y muerte. Pérdidas cuantiosas, destrucción de la capacidad económica y cultural, y el saqueo de los recursos naturales y bienes de esos países son el resultado de la impunidad jurídica de las fuerzas armadas de EE.UU., responsables de crímenes de lesa humanidad.
El gobierno de Obama no pudo, hasta la fecha, avanzar en sus intenciones y promesas electorales de erradicar la práctica de la tortura y la degradación humana en las cárceles en Abu Graib, en Irak y en Guantánamo, Cuba y cerrarlas definitivamente.
Es evidente que no tiene capacidad de revertir las políticas implantadas por el gobierno de George Bush, y de otros gobiernos que le precedieron, ni la posibilidad de cerrar esas cárceles que son una ofensa a la humanidad.
Los escenarios han cambiado en el continente. Los gobiernos latinoamericanos en la OEA asumen su responsabilidad de fortalecer los procesos democráticos. Es necesario respaldar a los mandatarios que han decidido acompañar a Zelaya a Honduras y reclamar sus derechos.
Las Naciones Unidas y la comunidad internacional han repudiado el golpe de Estado en Honduras y reclamado el regreso de Zelaya. Es necesario que las organizaciones sociales, sindicatos, iglesias, movimientos estudiantiles e intelectuales, medios de comunicación y redes sociales e informativas, se sumen solidariamente para impedir la instauración en Honduras o en cualquier otro país de dictaduras militares.
Lo que ocurre hoy en Honduras nos afecta a todos y todas. Es necesario redoblar los esfuerzo y reclamar a organismos financieros como el BM- FMI-el BID y la Unión Europea, bloquear toda ayuda a la dictadura hondureña, hasta la reposición en su cargo del presidente Zelaya.
Los golpistas deben ser llevados ante la justicia, tanto civiles como militares, empresarios y religiosos que son cómplices y han avalado el golpe militar
El presidente Obama tiene aún muchas asignaturas pendientes con los pueblos. Sabemos de las dificultades que tiene para lograr cambios en la política de los EE.UU. Si no los asume con coraje y decisión, terminará actuando como aquellos a quienes ha criticado y han llevado a la grave situación que hoy vive ese país, y al daño provocado a otros pueblos en el mundo. En la situación hondureña se pondrá en evidencia si está dispuesto defender la democracia y a asumir los cambios prometidos o si todo fueron palabras vacías de contenido.
La iglesia católica debe pronunciarse con claridad y no con actitudes de doble sentido, como lo expresado en nombre de la Conferencia Episcopal Hondureña, por el Obispo Auxiliar y vocero de Tegucigalpa Mons. Pineda, que recomienda que Zelaya no viaje a Honduras y las evasivas sobre lo que se debe hacer frente al golpe de Estado. El doble discurso y la falta de coraje esta presente en la jerarquía eclesiástica.
Jesús siempre tuvo posiciones claras y concretas frente a las injusticias. Los obispos debieran aprender del Maestro.
La tierra atormentada de Honduras reclama la solidaridad de los pueblos de América Latina y el mundo. Es necesario resistir en la esperanza.



Buenos Aires, 5 de julio del 2009

Honduras y la Escuela de las Américas




Por: Galo F. Benítez

Al mirar las imágenes exclusivas que transmitió la Cadena Telesur sobre la forma como fue violentada la residencia del presidente de Honduras, Manuel Zelaya, la madrugada del domingo 28 de junio, hecho ocurrido en la capital Tegucigalpa, surgen algunas verdades que es necesario precisar.

Las democracias en América Latina y El Caribe seguirán siendo frágiles en tanto en cuanto los ejércitos y demás fuerzas represivas, respondan al interés de las élites oligárquicas e imperialistas y; no estén subordinadas al mandato del pueblo. Manuel Zelaya, presidente elegido democráticamente, fue secuestrado y amenazado de muerte por miembros encapuchados del Ejército para luego ser desterrado a Costa Rica.

El respaldo unánime de los cancilleres de la Organización de Estados Americanos (OEA), como de todos los presidentes de América, al depuesto mandatario hondureño, constituye un suceso inédito en la región, pues en la larga historia de sangrientos golpes de estado en nuestros países, la OEA siempre guardó un silencio cómplice.

En días pasados en San Pedro Sula, segunda ciudad en importancia de Honduras, la canciller Patricia Rodas habría de anunciar al mundo el acuerdo unánime de los países miembros de la OEA , de levantar la sanción impuesta a Cuba desde hace casi 5 décadas, decisión que debió incomodar a los grupos de poder, afines a la política anti cubana, pregonada por Washington. La fuerza bruta de la represión no se hizo esperar, los embajadores de Venezuela y Cuba fueron cobardemente estropeados al tratar de proteger la integridad física de la canciller Rodas, quien afortunadamente logró salir del país rumbo a México.

Está claro que los “gorilas” actuaron en rechazo -por una parte- al valeroso respaldo a Cuba y, por otra, como un intento de fracturar la unidad de la Alianza Latinoamericana de las Américas (ALBA), organismo que tiene a Honduras como uno de sus socios estratégicos y, a cuyo seno se adhirió recientemente el Ecuador.

En democracia solo el pueblo elige a su presidente y solo el pueblo tiene el derecho a destituirlo, si no responde a la voluntad popular. En el caso hondureño, el pueblo jamás fue consultado para destituir a Zelaya de la manera insolente como se produjo. Las demostraciones de afecto y gratitud de la mayoría pobre de Honduras, representada por cientos de miles de campesinos, maestros, estudiantes, etc, se hizo evidente en los testimonios que Telesur transmitió desde las calles y plazas este convulsionado país.

El papel de Telesur, como alternativa informativa al monopolio de la CNN , marcó la diferencia a la hora de dar a conocer la otra cara de la noticia. El pueblo humilde de Honduras, que se mantuvo desinformado de la verdad, por cuanto los medios locales se parcializaron a favor del golpismo; expresaron a la Cadena Telesur su gratitud, por ser la voz de un pueblo silenciado que clamaba por el retorno de su líder.

La derecha actúa ceñida a sus intereses mezquinos y la soldadesca, como dijo el presidente Hugo Chávez, responde al cassette que los gringos les colocaron en sus cabezas para transformarse en viles instrumentos de la represión.

En 2002, Pedro Carmona en Venezuela, ahora Roberto Micheletti en Honduras. Éste último de doble vocación golpista, intervino en 1982 en el derrocamiento del presidente Suazo. Hoy Micheletti ha asumido ilegalmente el cargo de presidente de facto, a pesar de que el pueblo no lo reconoce y rechaza, exigiendo a viva voz el retorno al poder del “Mel Zelaya”, como lo llama la gente.

En la crisis institucional y quebrantamiento democrático generados en Honduras, en la violación a los derechos humanos por parte de la mal llamada fuerza pública, alguien más tiene responsabilidad directa. Resulta que el presidente Barak Obama y su representante diplomático en Tegucigalpa, Hugo Llorens, al unísono condenaron el Golpe de Estado en Honduras, tratando de no cometer el mismo error del pasado; es decir, ser la nota disonante de las voces que en todo el mundo hoy repudian lo sucedido en esta nación hermana.

Confirman mis sospechas de la solapada participación de la Casa Blanca en este hecho, las recientes declaraciones del Padre Roy Bourgeois, vocero del Observatorio crítico de la Escuela de las Américas en EE.UU., quien declaró a un medio local que “…cerca de 4000 soldados hondureños han sido entrenados en la Escuela de las Américas. Allí preparan a los dictadores en América Latina. Cada año los EE.UU. invierte más de 40 millones de dólares para este fin”.

A su vez, la periodista venezolano americana, autora del libro “ La Telaraña Imperial ”, Eva Golinger, sostuvo que “…Obama es responsable directo de la crisis que vive Honduras, pues las FF.AA. del país caribeño reciben financiamiento de Washington, han sido equipadas y entrenadas por el gobierno de EE.UU”.

Ahora entiendo cómo se parece la milicia hondureña a la que masacró a los campesinos peruanos en la localidad amazónica de Bagua, cuando se levantaron en contra de la privatización de sus tierras para favorecer a las multinacionales; comprendo el por qué del parecido con la policía militar y fuerzas especiales del Ecuador, que reprimieron brutalmente a los pobladores de la zona petrolera de Dayuma, en el Oriente ecuatoriano.

La Escuela de las Américas ha adiestrado a las fuerzas militares y sobre todo a los mandos medios y superiores de casi todas las naciones del continente, en la doctrina de la seguridad democrática o ciudadana, en la lucha contra el terrorismo y la subversión. En otras palabras pretende entrenar grupos de élite para el control social, justificación para la represión salvaje de toda forma de organización popular que pretenda desestabilizar las democracias que convienen a las oligarquías criollas y a la voracidad del imperialismo internacional.

Ojalá los presidentes de Colombia, Perú, México, Ecuador, Paraguay, Chile, etc, que hoy se solidarizan con el mandatario Manuel Zelaya y su pueblo, hagan un mea culpa de lo que están permitiendo hacer casa adentro, al consentir que sus fuerzas armadas sigan siendo el instrumento salvaje de la dominación capitalista en pleno Siglo XXI.

jueves, 2 de julio de 2009

¡Adelante con la lucha contra los golpistas!






Fotos AP